miércoles, 13 de septiembre de 2006

POEMA INÉDITO de Visnja Milohnic Roje



Todos los días
me visita una paloma coja:
gris y blanca, como mi cerebro
perdido en el tiempo.


Ella conserva
la memoria de mi ventana
y yo tan sólo
la cojera de mis años

2 comentarios:

Butterflies Kiss* dijo...

Todos los días se me caen los ojos por mis pestañas
sonriendo cielos arriba
los infiernos suspiran de contento
la ciudad sigue atestada de "gente"
-0-

Saludos...
un gusto pasar por aquí realmente
^^

Carlos dijo...

Querida Visnja:

Entre lágrimas leí tus poemas, tú amorosa sensibilidad con el mundo, con las personas y con la comprensión de lugares y de los sufrimientos de las personas, realmente me conmovió. Eso sólo se logra cuando el mundo vive dentro tuyo (como sé que es) y comprendes la vida y sus golpes, que al final...son para todos... no tienen color político, ni condición social.

Leeré tus poemas en nuestro grupo literario que se junta todos los viernes en el café "Lo que queda" aquí en Santiago para que otras personas a las que realmente quiero (compañeros de Universidades del Norte de este pedazo del mundo) sepan de estas páginas que escribes en los artefactos cibernéticos y se haga palabra viva a través de mi boca en un intento por multiplicar en otros grupos tu maravillosa poesía.

Estimo que mis amigos deben conocerte como una mujer que ha tenido tanta generosidad con el mundo, tanta y que sigue dando, regalando estos poemas que no son más que nuevos y sorprendentes tesoros para mi, que emanan de tus manos y entrañas (como tantos otros tesoros ya emanados de ti) y que son el símbolo que se escribe con el amor de madre, mujer, amiga y ser humano y por qué no decirlo, también como la médico realmente de cuerpos y almas.

Te buscaré para que... en una de esas... nos leas tus poemas personalmente y que los seres con los que comparto esta pasión te conozcan y aprecien.

Te mando un beso que te debo hace mucho tiempo ya que prometí visitarte y no he cumplido mi promesa.

Carlos Candiani Loyola